HISTORIA 

 
OPA es un centro de generación y transferencia de conocimiento científico y tecnológico para la prevención de conductas suicidas. La sigla nace de la importancia de Observar, Proteger y Aprender.
 
La idea de este centro surge el 2012 en el Doctorado en Ciencias Médicas de la Universidad de La Frontera, por iniciativa de la estudiante de primer año Tamara Otzen, quién propone a modo de tesis doctoral el tema de la mortalidad por suicidio, posteriormente se especializa en la temática.
 
Para materializar esta idea el 2018 junto a la alumna doctoral Carla Figueroa, se adjudican el proyecto nº 18IS9-98272 de Prototipos de Innovación Social Araucanía financiado por CORFO: “Aplicación móvil para prevención de conductas suicidas en adolescentes de establecimientos de educación media”, por medio de la generación de una plataforma web y aplicación móvil, tendiente a incentivar una red colaborativa co-diseñada entre los sistemas escolar, familiar y de salud.
 
Además, son apoyadas por Jorge Hochstetter y Carlos Cares, quienes desde sus conocimientos en ingeniería informática permiten agregar al proyecto tecnología e innovación.
 
Los años de desarrollo del tema por parte de los y las investigadoras asociadas al Doctorado en Ciencias Médicas de la Universidad de La Frontera permiten afirmar que una fortaleza para prevenir las conductas suicidas es que los sujetos entre sí puedan Observarse, Protegerse y Aprender, desde aquí se crea la sigla OPA.
 
Asimismo, debemos concientizarnos y concientizar sobre la importancia de identificar cómo está el otro y cómo estoy yo, así como también difundir información importante para la prevención del suicidio.
 
Las ideas sobre prevención de conducta suicidas han sido apoyadas desde un comienzo por la SEREMI de Salud Araucanía, posteriormente SEREMI de Educación Araucanía y DAEM de Temuco, sumándose a estas iniciativas finalmente CORFO Araucanía e INJUV Araucanía.